Cosas para hacer en Peñíscola España

Lo primero que debe hacer cuando visite Peñíscola es subir al castillo, que se encuentra a 64 metros sobre el nivel del mar. Este castillo fue el hogar del exiliado Papa Luna, y es un lugar fascinante para ver. Incluso puede subir a la cima del castillo y contemplar las vistas. Una vez hecho esto, asegúrese de no perderse la famosa puesta de sol. Esta es una de las cosas que hacer en Peñíscola, España, que disfrutará toda la familia.
peñiscola 7

Otra de las cosas que hacer en Peñíscola es caminar por los senderos del parque nacional. Aquí hay un faro natural al que se puede subir para obtener unas vistas increíbles de los alrededores. Como Peñíscola es una ciudad marinera, también puede pasar por el Museo del Mar para conocer su patrimonio marítimo. Es el lugar perfecto para tomar el sol en un cálido día de verano.

Lo siguiente que hay que hacer en Peñíscola es visitar el museo del mar. El museo del mar se encuentra en un antiguo edificio conocido como Les Costures, y es uno de los puntos culturales más destacados de la ciudad. Cuenta con una amplia colección de vida marina, artefactos de pesca y artefactos arqueológicos, por lo que es un lugar excelente para pasar la tarde. A continuación, diríjase a las antiguas murallas de la ciudad para contemplar las vistas.

Otra visita obligada en su visita a esta ciudad se trata del faro de Peñíscola. Este hito fue construido en 1892, y la señal de la torre alcanza hasta 35 millas. Si viaja con niños, debería considerar la posibilidad de subir al faro para disfrutar de unas vistas espectaculares del mar. El museo del mar rinde homenaje a la historia marinera de la ciudad. Mientras esté allí, no deje de contemplar las impresionantes puestas de sol.

Peñíscola tiene un hermoso clima típico de la región mediterránea. Durante el invierno, las temperaturas pueden alcanzar los 20 grados centígrados. Hace sol la mayor parte del tiempo, pero también puede hacer frío en verano.

Los hoteles en Peñiscola también ofrecen un excelente servicio, opciones como Hostería del Mar son excelentes para quien busca tanto ir de aventura como relajarse, pues de entrada, se trata de un hotel frente al mar.

Los que buscan una experiencia más relajante pueden visitar el Bufador, un túnel natural que conecta Peñíscola con el mar Mediterráneo. Se trata de una pequeña laguna que está rodeada de campos agrícolas. Tiene una hermosa playa de arena. Tanto si busca una playa como una hermosa vista de la ciudad, hay varias cosas que hacer en Peñíscola. La atracción más popular es la catedral, pero también hay otras numerosas iglesias y museos.